¿A qué marca de coches te vas a suscribir?

Si hay quien tiene una suscripción a Netflix, a Spotify o al fútbol de pago, ¿por qué no tener una suscripción mensual a tu marca de coches favorita?

Esta es, precisamente, la tendencia que se comienza a instaurar en Estados Unidos. El último actor en entrar en escena ha sido BMW con el programa piloto “Access by BMW”.

El servicio tiene un funcionamiento sencillo: pagas una mensualidad y tienes acceso a aquellos modelos de la gama que estén dentro del pack contratado. Por supuesto, el seguro, mantenimiento y asistencia en carretera están incluidos.

A través de una aplicación, los usuarios de este servicio pueden cambiar de coche en cualquier momento. Un conductor de la compañía se acerca a la ubicación del cliente para dejar el nuevo vehículo y llevarse el anterior.

De esta forma, tienes a tu disposición varios segmentos de una marca según tus necesidades concretas en cada momento. ¿Este fin de semana te vas de viaje y necesitas un coche con más plazas de las que tiene el pequeño utilitario que utilizas a diario?, ¿vas a comprarte un mueble y te hace falta mayor espacio en el maletero?, ¿tienes un plan especial y quieres presumir con un deportivo?, ¿te gustan los coches y quieres probar la gama al completo?

BMW no es la primera marca que está ofreciendo estos servicios por suscripción. Cadillac, con su programa “Book by Cadillac”, y Porsche, con “Porsche Passport”, llevan ya unos meses experimentando en Estados Unidos. En España, de momento, ofrece un servicio similar Volvo (“Care by Volvo”), aunque sólo está disponible un modelo, el XC40.

Las nuevas formas de propiedad en automoción apuntan al pago por uso. ¿Por qué no tener una suscripción mensual a tu marca de coches favorita?