Coches, smartphones y 3 motivos para la esperanza

El Mobile World Congress (MWC) celebrado en Barcelona ha sido uno de los eventos más importantes del año… ¡para el sector de la automoción!

La industria está cambiando. Las últimas novedades del sector están más relacionadas con la tecnología y la conectividad que con la automoción en sí. Tras los avances producidos en el Costumer Electronic Show (CES) de Las Vegas, el MWC de Barcelona se ha asentado como gran competidor de los salones del automóvil tradicionales.

El MWC 2017 ha reunido desde fabricantes de coches que no muestran sus vehículos (como Ford) a fabricantes que nunca se han dedicado a automoción e irrumpen con fuerza.

Se escuchan términos con los que el sector aún no se ha familiarizado, como asistentes multipropósito, transporte personal, smartcities, coches conectados entre sí, eficiencia, internet de las cosas, etc. Se habla del automóvil como un dispositivo móvil más, un concepto unido a la movilidad personal, conectado, basado en la última tecnología y que interactúa con el entorno.

¿Nos estamos quedando atrás en España?

Los avances en el ámbito tecnológico durante los últimos 20 años han supuesto cambio de paradigma enorme con la generalización del uso de internet y la globalización.

La tendencia es que la innovación tecnológica marque los pasos a seguir y que, a corto-medio plazo, nos desplacemos con vehículos autónomos interconectados entre sí y con las infraestructuras (carreteras, semáforos, etc.).

Los cambios son lentos y necesitan ser digeridos, por lo que (para subir la autoestima) conviene considerar los siguientes aspectos:

–          Hoy en día los coches autónomos ya han alcanzado unas cotas de fiabilidad extremadamente altas, pero para que todos los vehículos hablen el mismo lenguaje será necesario renovar todo el parque de vehículos no conectados.

–          La última tecnología es cara y los avances requieren de un tiempo de testeo e implementación para medir su éxito entre los clientes. Los coches son un bien con un precio de adquisición elevado y un ciclo de vida largo, por lo que el plazo de universalización de los cambios será lento y no exento de polémica.

–          Los modelos de adquisición están cambiando. Las últimas novedades en movilidad como Blablacar, Car2Go, Uber o Emov, centran sus soluciones en el uso de los vehículos más que en la posesión del mismo. De continuar esa tendencia, veremos cómo la venta de vehículos se acerca a un renting en el que el usuario paga cuando necesita utilizar el coche y no cuando está aparcado en el garaje.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies