Humanizar la Experiencia de Conducción: El reto de Toyota para 2017

La compañía japonesa viene colaborando con Microsoft desde 2011 en una apuesta común para integrar la Inteligencia Artificial en los vehículos.

Toyota planea utilizar la ciencia de datos a través de la tecnología en la nube Microsoft Azure para desarrollar servicios que ayuden a “humanizar la experiencia de conducción”.

La inversión de 5,5 millones de dólares que ha puesto sobre la mesa el fabricante nipón para el proyecto Toyota Connected supone un paso adelante en la colaboración de ambas compañías.

Zack Hicks, responsable del proyecto Toyota Connected, tiene como objetivo crear unos lazos más estrechos entre los vehículos de la marca y sus propietarios: “liberar a los clientes de la tiranía tecnológica”.

¿Cómo influye la Inteligencia Artificial en la Automoción?

La presencia de esta disciplina en los vehículos del futuro no se limitará únicamente a conducir por ti, sino que se convertirá en un asistente personal proactivo.

Los programas de Inteligencia Artificial (a través de datos y patrones de conducta) aprenderán los hábitos y horarios de los dueños de los vehículos, y tendrán esta información en cuenta cuando se realicen consultas al sistema informático y de entretenimiento del coche.

De momento, los proyectos que utilizan la Inteligencia Artificial están en ciernes y habrá que esperar unos años para que los vehículos se conviertan en Asistentes Personales con ruedas que realicen por ti tareas como reservar de antemano una plaza de aparcamiento, un restaurante, enviar mensajes a amigos y familiares, etc.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies