Los ciberconcesionarios ya no son el futuro

Los ciberconcesionarios se consolidan en el sector del automóvil

El concepto de ciberconcesionarios, establecimientos que apuestan fuertemente por la digitalización de los procesos de venta, han dejado de ser una apuesta de futuro para convertirse en una realidad del sector.

Para quien no los conozca, los ciberconcesionarios son espacios físicos que carecen de vehículos en exposición y realizan presentaciones interactivas de la marca y sus productos. El espacio central lo ocupa una pantalla gigante que llega hasta el techo (Powerwall) donde se muestran los modelos de la compañía de manera virtual e hiperrealista, mientras los clientes controlan las imágenes a través de dispositivos táctiles. De esta manera, la marca tiene disponible toda su gama al completo con todas las posibles configuraciones que se ofrecen.

Los clientes personalizan los vehículos según sus necesidades y preferencias gracias a la  tecnología multimedia que se plasma en pantallas gigantes que muestran imágenes en alta resolución para comparar millones de combinaciones de los vehículos a escala real y en tres dimensiones.

Estos concesionarios del siglo XXI combinan la más alta tecnología audiovisual, la personalización hasta el mínimo detalle y el contacto personal a través de asesores con un conocimiento profundo del producto. Además, mejoran significativamente la eficacia, pues tanto los costes operativos como el consumo de energía y el hardware se han reducido a la mitad respecto a los concesionarios tradicionales.

Hyundai ha inaugurado recientemente un concesionario digital Hyundai Click2Drive en el centro comercial Gran Plaza de Majadahonda. El cliente se pone al frente del proceso para configurar el vehículo que le interese, obtener una valoración de su coche actual, elegir una financiación y probarlo. El vendedor, solo si el cliente lo necesita, aporta su experiencia y conocimiento del producto.

La compañía germana Audi es pionera en implementar este tipo de concesionarios que buscan conectar la red de ventas con el mundo digital. Tras la apertura de su primer ciberconcesionario Audi City en Londres, en 2012, han inaugurado este año las sedes de Paris, Estambul y Tokio, tras Pekín y Berlín.

Los resultados dan la razón a la firma de los cuatro aros, pues a los dos años de la apertura del Audi City de Londres, situado en el mismo lugar que un Audi Forum clásico (cerca de Picadilly Circus) las ventas habían aumentado un 70%.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies