Nuevas Técnicas para Evaluar la Actitud Profesional

La mayoría de los clientes que contratan a una empresa de selección de personal valoran positivamente que los candidatos seleccionados tengan una actitud positiva. Aunque muchas personas no saben definir con rigor lo que significa actitud, todo el mundo habla de ello e insiste en candidatos que cuenten con esta característica.

Para los expertos en selección de personal no resulta fácil evaluar las actitudes, y cuando encontramos una prueba que permite esta medición con rigor, el grito “Eureka” resuena por los pasillos de la oficina.  Esto es lo que nos ha ocurrido recientemente:

Como sucede en bastantes ocasiones, cuando buscas una respuesta para algo terminas encontrando otras soluciones que no esperabas. Lo saben muy bien los científicos, que a veces encuentran remedios o terapias médicas para una dolencia, cuando pretendían otra cosa.  O Colón, que buscando las Indias encontró América. Lo mismo nos ha ocurrido a nosotros.

Para los procesos de selección de perfiles comerciales hemos incluido en el último año una prueba que consiste en grabar un vídeo de presentación de muy corta duración. Este vídeo tiene por objetivo evaluar a los candidatos en función de sus capacidades comunicativas, su imagen personal, su manejo del espacio, etc. Con el uso de esta prueba a lo largo de este año, hemos ido comprobando que muchos candidatos con CV interesante rechazaban participar en procesos donde se requiere esta prueba.  ¿Qué estaba pasando, por qué ocurría esto?

Hemos encontrado que, en algunos procesos, alrededor del 80-90% de los candidatos que nos envían su CV para participar en la selección abandonan en esta fase. La solución estaba clara: comprobamos que la alta tasa de abandono, lejos de ser un dato negativo, nos está sirviendo como un sorprendente cribado que arroja perfiles muy cualificados, con grandes aptitudes comerciales y, lo más importante, con una actitud proactiva, entusiasmo, creatividad y, sobre todo, muchas ganas.

Esta innovación en nuestros procesos de selección de personal, con el propósito inicial de valorar el lenguaje corporal, las capacidades comunicativas y el aspecto de los candidatos, ha pasado a convertirse en un filtro actitudinal, con el soporte de una herramienta de evaluación sencilla, barata y altamente eficaz; y que, además, tiene un alto nivel de efecto pronóstico en los resultados psicotécnicos. Por decirlo de un modo sencillo, los candidatos que hacen bien el vídeo en tiempo y forma, suelen tener además buenos resultados en los test psicotécnicos. Hasta ahora, esta relación la hemos comprobado en perfiles comerciales, pero es probable que pueda ser extensible a otros perfiles profesionales

Pero además, es la actitud la que pronostica no sólo el éxito en el trabajo, sino también el futuro en el empleo de ese candidato. Un reciente estudio realizado por Leadership IQ entre más de 5.000 responsables de selección concluyó que solo un 11% de las personas que no continúan después de un año en la empresa es por falta de competencias técnicas. Esto quiere decir que casi 9 de cada 10 personas pierden su trabajo por carencias actitudinales (el 26% no sabe aceptar feedback, el 23% no es capaz de manejar sus emociones, el 17% carece de motivación, el 15% tiene mala actitud).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies