Blog > Automoción > Este artículo

Principales diferencias entre el Leasing y el Renting

Sep 30, 2022 | Automoción

Cada vez es más habitual que los consumidores se decanten por modelos enfocados al uso frente a la propiedad. La tradicional compra de un bien está derivando en un pago mensual por el uso de determinados productos y servicios, a imagen y semejanza de lo que ocurre con plataformas como Netflix, Spotify o un contrato de alquiler de una vivienda.

En el artículo de hoy queremos ahondar en las dos principales alternativas a la compra de un vehículo que encontramos en la actualidad automovilística: el renting y el leasing. Para ello, contamos con la colaboración de Alicia e Inma, responsables de comunicación de la Red Operativa de Desguaces Españoles (Ro-Des).

El renting y el leasing son dos de las operaciones financieras más habituales para el usuario, ahora bien ¿Cuál es la mejor elección?, ¿cómo determinarlo?, ¿en qué se diferencian?

Leasing

El leasing, también denominado arrendamiento financiero, es un contrato mercantil (entre un arrendatario y un arrendador) que permite alquilar un bien con opción a compra tanto a medio como a largo plazo, pudiendo solicitar una prórroga en caso de quererlo. Se da, sobre todo, en el alquiler de vehículos, edificios, o máquinas de producción empresariales.

El arrendamiento financiero presenta las siguientes características:

  • Tiene una duración mínima de dos años (en caso de ser un bien mobiliario) y máxima de 10 años (en caso de ser un bien o sujeto inmueble).
  • La empresa o particular que alquila el bien tiene derechos, siendo algunos de estos:
    • Devolver el bien y revocar el contrato.
    • Renovar el acuerdo con nuevas condiciones.
    • Acordar un precio final del bien y, de pagarlo, quedárselo en propiedad.
  • El arrendatario deberá ser el encargado de pagar los gastos y el mantenimiento del bien.

Los pagos se realizan de la siguiente forma: Se deberá abonar un pago o cuota de entrada, siguiendo con una cuota fija durante el periodo establecido (mensual, trimestral, anual…) Una vez finalizado el pago acordado por ambas partes, el arrendatario puede ser el propietario del bien arrendado.

Tipos de leasing

Dependiendo del objeto sobre el que se centre el contrato de arrendamiento, podemos encontrar:

  • El leasing mobiliario: Se puede hacer un contrato de alquiler con aquellos bienes muebles que no están anclados al asfalto, es decir, que puedes ser trasladados de forma física, como pueden ser los coches o equipos informáticos.
  • El leasing inmobiliario: Siendo todo lo contrario al anterior, el leasing inmobiliario se da en bienes inmuebles, como pueden ser oficinas o naves.

De igual forma, podemos encontrar distintos tipos de arrendamiento financiero según la estipulación del contrato:

  • Leasing operativo: La persona propietaria del bien pone a disposición del arrendatario el mismo, haciéndose cargo el primero de estos gastos de mantenimiento y reparación.
  • Leasing financiero: Es muy semejante al anterior, con la única diferencia de que, en el leasing financiero, es el arrendatario el responsable de cubrir con los gastos de mantenimiento y reparaciones del bien.
  • Lease-Back: En estos casos, es el cliente el que vende el bien a la propia entidad de leasing para que, continuadamente, pueda alquilar el bien y seguir usándolo.

Ventajas del leasing financiero

Una vez explicado todo lo anterior, podemos decir que las ventajas del leasing o arrendamiento financiero son:

  • Flexibilidad en cuanto a la elección de los plazos para abonar las cuotas, así como la cantidad que bonificar y otros aspectos relacionados.
  • Se puede financiar hasta el 100% del precio del bien.
  • Es un gasto deducible.
  • El IVA de la compraventa del bien mueble o inmueble corre a cuenta de la entidad financiera.

El Leasing en Automoción

En Automoción, el leasing es una operación financiera donde el cliente es el propietario del vehículo y debe encargarse de todos los gastos derivados de su tenencia. Es decir, se hará responsable del seguro, del pago de impuestos o de realizar el mantenimiento y las correspondientes reparaciones por cuenta propia.

Para la contratación, se requiere un pago inicial o entrada y el pago de una cuota mensual en concepto de financiación durante la duración del contrato. Al final de la relación contractual, el cliente tiene tres opciones: abonar un pago final previamente acordado, devolver el vehículo con un importe de recompra previamente acordado, o iniciar una nueva relación contractual con otro vehículo.

Renting

El renting es un acuerdo de alquiler en donde el arrendador cede un bien mueble durante un periodo determinado de tiempo y a cambio del pago de unas cuotas. En este caso, el propietario del bien seguirá siendo el arrendador. En este tipo de alquileres no tienes la opción de quedarte con el bien al finalizar el contrato.

Es un alquiler de un bien mueble, siendo el más común el renting en los vehículos o en aparatos informáticos, por ejemplo

  • Tiene una duración mínima de un mes y máxima de cinco.
  • Las condiciones se fijan y acuerdan entre el arrendador y el arrendatario durante la formalización del contrato.
  • El arrendador será siempre una entidad financiera o empresa, nunca un particular.

Ventajas e inconvenientes del renting

De entre las ventajas que aporta el renting de bienes muebles podemos encontrar, para las empresas:

  • El pago de una cuota fija mensual que incluye todo lo relacionado con el vehículo, evitando el pago de una cuota inicial, final, así como gastos imprevistos.
  • Presenta un beneficio fiscal, pues la cuota será deducible siempre y cuando el automóvil se vincule a la actividad profesional a la que se dedica la empresa. Además, se puede imputar como gasto, suponiendo una ventaja para todas aquellas empresas que presenten beneficios.

Para los clientes particulares, la principal ventaja es el centralizar todos los gastos relacionados con el renting en una cuota fija, para evitar sorpresas y gastos imprevistos.

Principales diferencias entre el leasing y el renting

Visto todo lo anterior, ha llegado el momento de destacar, punto por punto, cada una de las diferencias existentes entre el renting y el leasing, aunque se ha de tener en cuenta que todo depende del factor en el que nos centremos. Podemos encontrar las diferencias entre estos tipos de alquileres en:

El fin perseguido: El leasing se usa como herramienta de financiación mientras que el renting pretende utilizar un bien durante un periodo de tiempo (pago por uso).

El objeto del contrato: Como hemos dicho en párrafos anteriores, el leasing puede recaer tanto en bienes muebles como inmuebles, mientras que el renting tan solo puede ser un bien mueble.

Límites de utilización: El leasing no tiene ninguna limitación en cuanto al uso del bien, mientras que en el renting se limita, por ejemplo, el número de fotocopias en caso de arrendar una fotocopiadora o los kilómetros recorridos si se trata de un coche.

¿Cuál es la mejor opción?

Pues todo depende de tu interés y de la situación y el objetivo con el que vayas a utilizar el bien:

  • Particular: te vendría bien un renting siguiendo con la situación anteriormente explicada, pues puedes tener uno de alquiler mientras arreglas o compras un coche nuevo. Si lo que buscas es compra en propiedad y no tienes el capital suficiente, entonces te será de utilidad el leasing.
  • Autónomo o empresa: si has iniciado tus andaduras como autónomo o en una empresa, pero tu presupuesto no es suficiente para adquirir todos los bienes necesarios, puedes acceder al leasing como una opción de financiación; o al renting para evitar descapitalizarte con la aportación inicial, despreocuparte de otros gastos añadidos y saber exactamente cuánto vas a pagar.

Artículos que te pueden interesar

Venta Digital de Automóviles: Algunos datos sobre un caso de éxito

Buenos días y bienvenidos a este breve vídeo en el que vamos a hablar sobre venta digital de automóviles, basándonos en casos reales que hemos desarrollado desde PRISMA durante los últimos dos años. Los resultados, que vamos a presentar a continuación los extraemos de...

Pagar una cuota para hacer tu coche más potente

Pagar una cuota para hacer tu coche más potente

¿Te imaginas pagar una cuota mensual para aumentar la potencia de tu coche? Esta es sólo una de las opciones del futuro del automóvil que ya están disponibles hoy en día. Llevamos años siendo partícipes de diferentes experiencias en digitalización relacionadas con los...

¿Cuánto cuesta una venta digital?

¿Cuánto cuesta una venta digital?

Quizás sea la pregunta del millón en el sector del automóvil. Aunque existe aún poco expertise en lo que respecta a la venta digital de vehículos, algunas experiencias recientes en las que hemos participado nos comienzan a aportar KPIs con datos interesantes que ya...