Blog > Recursos Humanos > Este artículo

Proceso de onboarding: ¿Qué es y cómo implementarlo?

May 25, 2022 | Recursos Humanos

El ingreso de nuevos empleados es un momento clave tanto para la compañía como para los trabajadores. Contar con una estrategia que facilite y acelere el proceso de adaptación e integración al puesto y al ambiente de trabajo, se traduce en una mejora en la productividad y eficiencia, así como en un mejor clima laboral.

Ahora bien, ¿qué es el proceso de onboarding en una empresa?

También conocido como plan de acogida, el termino onboarding en el ámbito laboral hace referencia al conjunto de acciones que realiza una empresa para lograr una adecuada integración del nuevo trabajador. Mediante este proceso, los nuevos empleados adquieren gran parte de los conocimientos y habilidades necesarios para formar parte de la empresa y desempeñarse en su puesto de trabajo. Con esta práctica se busca facilitar y acelerar su adaptación a la compañía, promoviendo la agilidad, productividad y autonomía con el menor estrés posible. Por este motivo, conocer en qué consiste y planificarlo de manera correcta, es fundamental para lograr una buena incorporación de los nuevos empleados al equipo.

Conocemos la importancia de encontrar y desarrollar a las personas adecuadas. Desde Grupo Prisma te acompañamos en la gestión de los recursos humanos, incrementando la efectividad y eficiencia de los trabajadores, y con ello, el alcance de los objetivos de la empresa.

¿Cuáles son los principales objetivos del onboarding en una empresa?

Entre los principales objetivos del onboarding se pueden destacar los siguientes:

 

  • Dar a conocer la empresa, su cultura y sus valores.
  • Facilitar la adaptación del nuevo profesional a la compañía y a su entorno.
  • Integrar al empleado a los procesos y dinámicas de la empresa.
  • Transmitir los códigos y lineamientos del ambiente laboral.
  • Promover la lealtad, el sentido de pertenencia y el compromiso con la empresa.
  • Ayudar a comprender sus actividades en el puesto y lo que se espera de su desempeño.
  • Desarrollar habilidades para el desempeño de sus funciones.
  • Presentar a la plantilla, sus roles y su posición en el organigrama de la empresa.
  • Optimizar los canales de comunicación.

Recomendaciones para el proceso de onboarding:

Un plan de onboarding es una manera de garantizar la integración de los objetivos de la compañía con las aspiraciones del profesional. Si bien no existe una única manera para desarrollar esta actividad, ya que gran parte de su definición se relaciona con la naturaleza del puesto y de la empresa, te comparto algunos componentes a tener presentes al momento de su planificación:

Iniciar el onboarding antes del primer día. El proceso de acogida comienza antes de la llegada del colaborador al trabajo. Proporcionarle al nuevo empleado la información necesaria para su ingreso como puede ser el código de vestimenta, el horario de ingreso, la persona por la que debe preguntar al llegar, la documentación a presentar, entre otros, facilita su llegada y disminuye la incertidumbre.

Personalizar el plan de acuerdo con el puesto. Cada sector e incorporación tiene sus particularidades. El plan de acogida debe adaptarse a la función que desempeñe cada persona en la compañía. Esto incluye una descripción detallada del puesto a ocupar, sus responsabilidades y funciones generales, qué se espera de él y cuáles son las herramientas para poder realizar sus actividades.

Organizar una visita guiada. Dar a conocer la disposición y la dinámica básica de la empresa. Además, es una gran oportunidad para presentar al nuevo empleado al equipo de una manera más informal.

No hay segundas oportunidades para causar una buena primera impresión.

Presentación al equipo. Comunicarles a los miembros del equipo la llegada de un nuevo empleado para crear un ambiente de bienvenida. También se puede organizar un almuerzo para recibirlo y favorecer el vínculo con sus colaboradores.

Llevar un seguimiento del empleado. Es conveniente conocer las percepciones y necesidades del nuevo empleado. Organizar reuniones de manera frecuente en esta etapa es una buena práctica para dar lugar a sus dudas, y darle a conocer como ha sido su desempeño en sus primeras asignaciones.

Evaluar el proceso al finalizarlo. Se les puede pedir un feedback del proceso o puntos a considerar para poder aplicarlos con las nuevas incorporaciones.

Toda incorporación requiere de tiempo, apertura y paciencia por parte de todos los involucrados. En este sentido, facilitar la integración al puesto y al equipo de la persona que ingresa, es un recurso importante para acelerar su proceso de adaptación, el conocimiento de tareas y objetivos, fomentar su compromiso, y, en consecuencia, adelantar su productividad promoviendo su permanencia en la empresa.

 

¿Te ha resultado interesante este articulo?, Puedes encontrar más en el blog de recursos humanos del Grupo Prisma.

Artículos que te pueden interesar

La dificultad de encontrar talento

La dificultad de encontrar talento

No resulta nada fácil hoy en día encontrar personas talentosas. Entre otras razones porque, en determinados perfiles, la situación es de pleno empleo y eso dificulta mucho las cosas a la hora de atraer personal a procesos de reclutamiento. Una persona joven, de entre...

¿Cuándo es el mejor momento para formar a tus equipos?

El sector automoción está en un momento “raro”. En plena transición de combustibles, con crisis de suministros, problemas de estocaje, una digitalización acelerada de todos los procesos de venta y la previsión de una desaceleración económica cuyo calado y...

La Selección de Personal y el Talento en las Organizaciones

A estas alturas, es bastante evidente que el éxito de cualquier organización depende de la calidad y el talento del personal del que dispone. Por lo tanto, el procedimiento de selección de personal es una de las funciones del departamento de recursos humanos más...